El Museo Thyssen Bornemisza inaugura una de las grandes exposiciones de la temporada en la capital: Cézanne site/non-site. La muestra, comisariada por Guillermo Solana, director artístico del museo, se centra en los paisajes y las naturalezas muertas, géneros centrales del artista. Hacía más de treinta años que en España no se le dedicaba una retrospectiva al genial pintor francés.

Paul Cézanne, uno de los pintores franceses más significativos de la segunda mitad del siglo XIX, es generalmente considerado «el padre del arte moderno». Sus obras se mezclan en cada sala con cuadros de artistas como Gauguin o Camile Pisarro, su maestro, y otros pintores influenciados por su obra como Derain, Bernard, Braque o Lhote.

Cézanne consideraba inseparables forma y color. Su lenguaje pictórico se caracteriza por la utilización de áreas de color planas, aplicadas con pinceladas geométricas. Para reproducir fielmente las originales obras de Cézanne, el Museo Thyssen-Bormemisza ha confiado en TF Artes Gráficas para la impresión del catálogo, en el que la reproducción de los colores es altamente compleja, como las obras del propio artista.

Cézanne